Femicidios: Corrientes tiene una tasa más alta que provincias como Buenos Aires y Córdoba

De acuerdo con un registro nacional, Chubut es la provincia con la tasa por habitante más alta con 1,97. Este año, a nivel provincial, se redujo el grupo etario de las víctimas prevaleciendo un alto porcentaje de mujeres jóvenes y madres.

En el país, según un relevamiento del Observatorio de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala), desde el 1 de enero al 30 de junio de 2019 se registraron 132 femicidios. En Corrientes hubo 6, dos fueron vinculados.
En Argentina, una mujer es asesinada cada 33 horas, como consecuencia de la violencia machista. Chubut es la provincia con la tasa más alta de femicidios del país con 1,97. Luego, siguen Chaco con 1,65, Catamarca con 1,45, Formosa con 1,3 y La Pampa con 1,2, dato obtenido por víctimas cada 100 mil mujeres, mujeres trans y travestis.
En tanto, Corrientes tiene 0,9 más que Buenos Aires (0,5) y Córdoba (0,5). Mientras que Jujuy, 0,5; La Pampa, 1, 2; La Rioja, 1; Mendoza, 0,5; Misiones, 1; Neuquén, 0,6; Río Negro, 0,8; Salta, 0,3; San Juan, 0,5; San Luis, 0; Santa Cruz, 0; Santa Fe, 0,3; Santiago del Estero, 0,2; Tierra del Fuego ,0; y Tucumán, 0,7.
En el país, en lo que va del año, hubo 122 femicidios, de ellos 112 fueron directos; 8 vinculados de mujeres y niñas; 9 vinculados de hombres y niños; 3 trans/travesticidio; mientras que 19 casos aún están en proceso de investigación (esperando autopsia y peritajes).
En esta provincia, hubo 4 femicidios directos, uno vinculado de hombre y uno vinculado de mujer.
Los datos nacionales, arrojan respecto al vínculo con el femicida: pareja 42%, ex pareja 26%, conocidos 16%, familiar 10%, desconocidos 5%, sin datos 1%. En cuanto a la modalidad: arma de fuego 28%, arma blanca 28%, a golpes 16%, asfixiada 14%, quemada 8%, otros 6%. En cuanto al escenario de los hechos, un 48% de los casos ocurrió en la vivienda de la víctima, un 21% en la vivienda compartida con el femicida, un 10% en la vía pública, un 8% en un descampado, un 5% en la vivienda del agresor, un 3% en propiedad privada, un 1% vivienda de un familiar; respecto al 4% restante no arrojaron datos.
En el caso de Corrientes, las seis víctimas fueron halladas muertas en sus viviendas y todas tenían una relación con el victimario, dos de ellos eran sus suegros y las demás ex parejas. La modalidad de asesinato es similar de lo que se registra en otras provincias, arma blanca, arma de fuego y también por golpes.
Las víctimas en la provincia tenían entre 23 y 45 años. Por ende, a diferencia del año pasado, el grupo etario es más reducido y se caracteriza por estar integrado por mujeres jóvenes. Todas ellas eran madres.
En este contexto, la coordinadora del Observatorio de Mumala de Corrientes, Silvana Lagraña, sostuvo que “ante los crecientes casos de víctimas de violencia de género y casos de femicidios, seguimos exigiendo la declaración de la emergencia nacional contra las violencias machistas. Además se evidencia la necesidad de que el Estado implemente políticas públicas de prevención y erradicación de la violencia, asistencia y contención de víctimas de violencia de género, como también que determine un presupuesto mayor y acorde a estas acciones necesarias y, así, garantice una justicia con perspectiva de género”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: