La producción de automotores cayó 39,3% en junio y acumuló 10 meses en recesión

Adefa informó el armado de sólo 23.916 unidades, provocada principalmente por la fuerte contracción del mercado interno y la nueva baja de exportaciones respecto de un año antes

En el sexto mes de 2019 la producción y armado de automotores por parte de las 12 empresas agrupadas en la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) fue de 23.916 unidades, 39,3% inferior a las que salieron de los trenes de montajes en igual mes del año anterior; y 21% menor a la de mayo.

Los dos componentes de la demanda se mantuvieron en la senda recesiva: las exportaciones tuvieron un descenso del 20,3% con relación a mayo y 24% respecto de junio de 2018: mientras que las entregas totales a la red de concesionarios que abastecen al mercado interno de nacionales e importados repuntaron 30,6% respecto del mes previo, pero se contrajeron 34,1% en comparación con 12 meses antes.

En el acumulado del primer semestre, el sector automotor produjo 161.182 unidades, un volumen que se ubicó 33,6% por debajo de las 242.655 que se fabricaron en igual período de 2018, por la concurrencia de disminución del 55,6% de las entregas al mercado interno, y 11,4% de las exportaciones.

Motores para el segundo semestre

La industria automotriz tiene todas sus esperanzas en la reactivación de la producción y ventas en modo creciente en el curso de la segunda mitad del año por la concurrencia de diversos factores:

1) La muy baja base de comparación con el año anterior;

2) El efecto del plan promocional con precios subsidiados para los vehículos de entrada al mercado y que algunas terminales extendieron al corriente mes. El plan Junio 0Km, implementado por el Gobierno para impulsar la venta de automóviles, comenzó a dar sus primeros resultados, aunque en el sector estiman que el principal efecto se verá a partir de julio. La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) había informado que durante junio de 2019 se patentaron 35.954 vehículos, un 44,4% menos que en igual mes del año anterior;

3) La aceleración de la política de reducción de la tasa de referencia del mercado por parte del Banco Central, tanto por efectos estacionales, como por la expectativa generalizada de desaceleración de la tasa de inflación;

4) El cierre de la mayor parte de los convenios de aumentos de salarios para los próximos meses y compensaciones por los desvíos de las pautas del año anterior, porque mejora el poder de compra inicial de las remuneraciones; y

5) La recuperación que comenzó a mostrar en junio la confianza de los consumidores, consistente con lo anterior, más las definiciones de las fórmulas presidenciales.

Al respecto, el presidente de Adefa , Luis Fernando Peláez Gamboa, dijo: «hay que continuar trabajando en la implementación de medidas que permitan potenciar al sector, tal como las adoptadas para incentivar las ventas a través de bonificaciones a clientes, o las que se pusieron en práctica para mejorar las exportaciones que representaron 72% de la producción de junio y 62% en lo que va del año».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: